Análisis ‘Black Mirror’ [T2]: White Bear


Channel 4 emitió anoche ‘White Bear’ el segundo capítulo de la segunda temporada de ‘Black Mirror’. Este episodio nos muestra un día en la vida de una mujer (Lenora Crichlow, ‘Being Human’) que no recuerda nada sobre sí misma. Sin saber por qué, varias personas enmascaradas intentan asesinarla y se encuentra huyendo de ellas, rodeada por gente que sólo se preocupa por grabar la acción con sus teléfonos móviles.

La trama carece de lógica en principio y nos deja tan confundidos como a la protagonista durante buena parte del capítulo, pero Charlie Brooker ha vuelto a escribir un episodio que aterroriza al hacernos pensar que esto podría llegar a ocurrir. Durante la primera parte del episodio, el origen de ‘White Bear’ se encuentra en los padres que son hombres-cámara y no pueden parar de filmar la caída de su hijo en el borde de la piscina para auxiliarle. ‘Videos de Primera’ marcó a una generación y Youtube a la siguiente.

Black Mirror: White Bear

Tras vivir una persecución que parece no tener fin, en el último tercio del episodio descubrimos junto con la protagonista quién es, qué hizo y por qué se consiente lo que le está ocurriendo.

‘White Bear’ pasa entonces a convertirse en una historia nueva, con un nuevo significado, y vuelve a señalar a nuestros televisores y a nosotros mismos. Ahora ya conocemos a Victoria, una criminal que no cuenta con un Jesús que la salve de su lapidación. Victoria sería el equivalente inglés a nuestros Miguel Carcaño o José Bretón. A esta paisana de los padres de Madeleine sólo le queda ser humillada día tras día por un público que puede ser figurante de su show de Truman y filmar, fotografiar y compartir su humillación.

Categorizado en: Tubocatódico · Etiquetas:

Envía tu comentario


Conéctate con tu red favorita para comentar: O rellenea este formulario